17 jul. 2013

Recapitulando. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

Gracias, de corazón
Después de estos meses de exceso de actividad, creo que es el momento de bajar un poco el ritmo, mirar hacia atrás y sacar alguna conclusión. La más importante es que detrás de mí hay tal cantidad de gente apoyándome que esto sólo podía salir así de bien. A muchos de ellos/as les he dado las gracias más de una vez porque soy muy consciente del valor que ha tenido su apoyo, pero seguro que me ha quedado alguien por el camino.


Quiero dar las gracias especialmente a Germán Posada, mi tutor en La Escuela de Emprendedoras y Empresarias de Avilés y a Iván y Frami Cajaraville, los diseñadores que me ayudaron a escoger el nombre y que diseñaron esta maravilla de etiquetas que envuelven mis jabones y sin las que no serían lo mismo. También a esa legión de agentes comerciales y de marketing desinteresados en la que se han convertido mis familiares, amigos (incluidos los virtuales) y compañeros de trabajo. Gracias a ellas/os en poco más de tres meses llevamos casi 8.000 (sí, ¡¡¡8.000!!!) visitas en el blog, por no hablar de las de Facebook.


A los de casa, los más importantes, porque comparten con mis proyectos el tiempo que les dedico rechistando muy, muy poco.


Y últimamente a ese lujo de tiendas que nos han acogido a la primera entre esa maravilla de productos que venden, a pesar de que no llegábamos ni a una semana de antigüedad en el mercado.


A todos ellos/as y, por supuesto a mi abuela Evelia, por haber sido uno de los mejores ejemplos en los primeros 25 años de mi vida:


GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

 Mi abuela Evelia con dos de sus biznietas, hace unos 25 años





2 comentarios:

  1. Gracias a ti Nieves por todo el cariño que has puesto en este maravilloso proyecto.
    ¡Felicidades de todo corazón!
    La foto es preciosa:)Un beso muy grande

    ResponderEliminar