10 jun. 2015

Cómo hacer jabón con aceite reciclado. Recetas

Os recuerdo cómo hacer el jabón de aceite reciclado:

Una buena forma de empezar a hacer jabón es reciclando el aceite usado de la cocina. Se obtiene un jabón estupendo para lavar la ropa y para la limpieza de la casa. Hay quien lo usa también como jabón cosmético, pero no es lo más recomendable; hay que calcular la cantidad de sosa con exactitud partiendo del índice de saponificación de cada tipo de aceite, para que el jabón no resulte agresivo para la piel. Además el aceite una vez calentado y recalentado pierde parte sus propiedades. 

Si no te atreves a empezar por tu cuenta, una forma fácil y divertida de aprender a hacer jabón es apuntándote a uno de nuestros talleres. Si estás en Asturias y te apetece hacer un Taller de Elaboración de Jabón Artesano, tienes información en este enlace: 

(Retomaremos los talleres después del verano, a partir de septiembre)

Jabón de aceite reciclado rallado para usar en la lavadora

ALGUNAS BUENAS RAZONES PARA USARLO:

Este jabón no contiene detergentes, por eso no es irritante para la piel, esto lo hace perfecto para lavar la ropa de personas con dermatitis atópica, además, no deja residuos en el medio ambiente y al hacerlo quitas de la circulación una buena cantidad de aceite, que es muy contaminante.

El jabón natural es muy barato. Yo compro la sosa cáustica en perlitas, cuesta menos de 3 € el envase de un kilo. La receta lleva 1/2 kilo de sosa y salen 6 kilos de jabón.

Este jabón, en pastilla, es muy bueno para quitar manchas de grasa de la ropa y para las manchas de hierba en las rodilleras de los pantalones. Yo además lo rallo para usarlo en la lavadora.

La ropa no huele a nada, no tiene ningún perfume.  Al no contener blanqueadores, la ropa blanca al final no queda tan blanca como con los detergentes especiales para ropa blanca, para evitar esto y le echo azulete (añil) a alguna tanda para usarlo en la colada de ropa blanca.

Las recetas que os pongo NO SON PARA JABÓN COSMÉTICO.

Jabones hechos en nuestros Talleres de Elaboración de Jabón Artesano

La RECETA BÁSICA de jabón reciclado, la que suele venir en los envases de sosa es ésta:

3 litros de agua

3 litros de aceite de cocina usado

1/2 kilo de sosa cáustica

Una cucharada de sal (opcional)

Yo uso bastante menos agua, así no tarda tanto en saponificar. Sale menos cantidad de jabón, pero es más consistente, menos baboso y dura mucho más el trozo.


JABÓN DE ACEITE RECICLADO: 

800 gr. de aceite usado

400 gr de agua
122 gr de sosa cáustica

A la última tanda le eché la mitad de aceite y la mitad de manteca de cerdo, que hace un jabón muy bueno para las manchas y le aporta dureza a la pastilla.

Os pongo a continuación un resumen de toda la información que he ido recopilando en la red en estos años, no recuerdo de qué páginas la copié, lo siento, pero me resultó útil las primeras veces que hice jabón.


Las medidas de seguridad son muy importantes. Si se hace bien, no es peligroso, pero tiene sus riesgos. 

Léelas atentamente:



RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD:


1- Conserve la sosa cáustica fuera del alcance de niños o de animales domésticos.

2 - la sosa cáustica es hidróxido de sodio (NaOH ), altamente corrosivo e irritante si entra en contacto con la piel y las mucosas.


3 - Utilice gafas, guantes y una mascarilla cuando maneje la sosa cáustica, la mezcla del agua y sosa cáustica y o la mezcla con el material graso.


4 -Mantenga los guantes puestos cuando manipule un jabón recién hecho, y continúe usándolo si deba manipular el jabón hecho con el método al frío de menos de dos semanas de maduración.


5 -Mida la cantidad de sosa cáustica en recipientes de plástico. 


6 - ¡Vierta la sosa cáustica en el agua y nunca a la inversa! El líquido vertido en la sosa provoca una especie de explosión muy peligrosa.


7 - La sosa cáustica vertida correctamente dentro del líquido hace que este aumente su temperatura por encima de los 80 grados. Use por lo tanto envases resistentes al calor y preste atención.


8- No use herramientas ni recipientes de metal (excepto acero), no use las herramientas del jabón para otros quehaceres. Cuando prepare el jabón no deje que los niños o los animales curiosos tomen contacto con las mezclas cáusticas. Ponga a sus familiares en conocimiento de estas reglas. 


9 - Dedique a la preparación de jabón un espacio tranquilo de su casa y de su tiempo. No haga jabón mientras que está cocinando, mientras que mira televisión o si en casa hay las personas que no hacen caso de las reglas de seguridad. 


10- En caso de un contacto accidental del material cáustico con la piel, lávese con abundante agua fría. Recuerde tener siempre a mano vinagre que es un neutralizante natural de los productos cáusticos. En caso de contacto con los ojos debe lavarse con abundante agua corriente fría y consulta al médico. 



ELABORACIÓN DEL JABÓN:

Para obtener un buen jabón al frío es necesario: 

Pesar con extrema atención los ingredientes porque la diferencia mínima puede arruinar todo; prestar atención a la temperatura de la mezcla cáustica y del material graso cuando se mezcle; mantener aislado y tranquilo el jabón durante las primeras horas de realizado.


Vierta suavemente la solución cáustica en el material graso, revolviendo para que se incorpore bien. Ahora es el momento de usar un aparato mezclador de mano. Debe pasarse a baja velocidad y unos pocos segundos por vez, haciendo pausas para controlar el jabón y evitar que se recaliente el motor del aparato. 


EL PUNTO JUSTO 


¡Este es un aspecto crucial para todo el procedimiento! Mientras que mezcle el jabón notará que cambia de color y consistencia, poniéndose cada vez más blanquecino y cremoso. Quite por un momento el mezclador y tome con una cuchara una pequeña porción y déjela caer dentro de la mezcla. Observe si permanece en la superficie durante unos segundos antes de hundirse. Algunos llaman a este punto "poder escribir" en la superficie del jabón. Este dato le dirá que ha llegado el momento de retirar el mezclador y pasar a la fase final del proceso.


TIEMPO DE CURACIÓN 

Vierta el jabón en un molde. Generalmente se usa un recipiente de forma cuadrada o rectangular con bordes que superen la altura del futuro jabón; cúbralo bien. Después de 24/48 horas, usando los guantes, podrá sacarlo fuera del molde y cortarlo. Esta operación de corte es un momento muy placentero para el jabonista, superior a cuando se usan moldes individuales. 

Ponga el jabón sobre un papel de embalaje, en un lugar aireado, fresco y seco. La causticidad del producto irá disminuyendo progresivamente y el jabón estará listo después de 4 o 5 semanas. Recuerde, que el jabón es como el vino: Cuanto más envejece mejor su calidad.

5 comentarios:

  1. Cuando se empezaria?? Es en Aviles? Y que precio tiene?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento no tenemos ninguno programado. Después del verano es posible que hagamos alguno en Gijón o Avilés. Más información en jabonesevelia@gmail.com
      Un saludo

      Eliminar
  2. Muy interesante todo lo que cuentas. El añil, ¿cuándo lo añades? y ¿qué cantidad? Y cuando utilizas el jabón en la lavadora ¿qué cantidad pones? ¿la misma que de detergente convencional? Muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  3. El añil añado al final, en el punto de traza, cuando tiene una textura como de mayonesa. Agito el bote bien y luego lo echo a ojo. Al principio no se ve muy azul porque el color del jabón es amarillento, pero al curar blanquea y se verá más azul.
    Echo dos o tres cucharadas soperas de jabón rallado para el lavado en el cajetín del jabón.
    Un saludo
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Después q pasan los 40 días ese jabón se puede volver a derretir para decorarlo y perfumarlo?? y cómo se hacen esas pastillas de jabón de glicerina transparente que si se pueden volver a derretir y perfumarlo y colorearlo?? Gracias!

    ResponderEliminar